martes, 1 de mayo de 2012

Legacy Familia V-57: Capítulo 8º - La Boda de Andrómeda



Saturno está descontrolado y atraviesa un momento difícil: no tiene trabajo ni intención de tenerlo, su único hobbie es dar patadas y romper tablas (poca posibilidad de ganarse las habichuelas con eso), y encima le va pidiendo dinero prestado a su hermano... que por muy rasgo malvado que tenga, es el más majo de la familia.  


Cuesta abajo y sin frenos, no hace absolutamente nada bueno con su vida: se levanta tarde, rompe unas cuantas tablas, come lo que haya en la nevera, pasa la tarde leyendo en el Bistró y para terminar el día toma unas copas en el Bar Fernando con los amigotes.
Encima le ha dado por hacer viajes que les cuestan un fortunón a sus padres. (Principalmente a China, Egipto y Francia, porque todos sabemos que en el mundo Sim no hay más países).

En cuestiones románticas, está dejándose llevar *repetidamente* por los encantos de medio pueblo. (Imagen demostrativa del nivelazo de sus últimos coqueteos).

 Por supuesto, puestos a caer, también se ha dejado atraer por el tanga de leopardo. Coincidieron en el Bistró y se lió la cosa (“¡yo no quería que ocurriera!”, diría más tarde Saturno).

Y bueh, como ninguno de los dos tenían nada que hacer…. la invitó a su casa.

"Sube, sube, que te enseño mi habitación".
("¿Pero qué hace ésta aquí?")

Andrómeda no la soporta y se lo deja bien claro a base de miradas asesinas.
Tanga Leopardo se siente un poco culpable.
 “Mira, Tanga, cambié mi habitación hace poco. ¿A que la cama es muy cómoda?”

Y claro, ZAS.


Desde ese día han quedado muchas más veces (hoy en tu casa, mañana en la mía), hasta el punto que Tanga está pensando seriamente en dejar a su marido y proponerle alguna locura a Saturno.

Dejemos por un momento a estos dos y centrémonos en Andrómeda, a quien le han sucedido cosas realmente interesantes estos días.
En primer lugar, ha sido su cumpleaños.

Y se ha convertido en una espléndida….¡¡UARG!! *Tosecilla*. Un momento, que hago un par de cambios……
Mejor. Bien, pues nuestra niña ha crecido y ya es una espléndida joven-adulta.


Sekemoto revolotea mucho por casa últimamente. Andrómeda seguía ofendida y hasta ahora no le había hecho caso.... pero hoy, con la excusa de la celebración del cumpleaños parece que le ha prestado atención. Y de hecho, se lo han pasado muy bien: han conversado, chismorreado, reído……….

…… y besuqueado como antes.


¡No esperemos más! ¡Casémonos, Sekemoto!


Después de varios saltitos entusiastas por parte de Sam, deciden casarse lo antes posible. Así que ¡manos a la obra!
Este es el escenario que han escogido para la boda. (No, no es un cementerio).


La emocionada novia en el día más feliz de su vida. (Supuestamente).


¡Que se nos casa la niña!  =__)






Una imagen de la familia de la novia, en plan mafioso.

En plena ceremonia, Tanga Leopardo parece hallarse indispuesta. ¿Náuseas? HUY……
 

Pero ¿cómo me llamas al móvil? ¡Que me estoy casando!...
- ¿Y tu por qué llevas el móvil encima el día de tu boda? Por cierto, no me has invitado, ¿verdad?
- Hum.... ¿quién has dicho que eras?

Al volver a casa todos están algo incómodos. ¿Dónde se meterá la feliz pareja a partir de ahora? ¿Vamos a vivir aquí todos juntos? ¡No cabemos!
(Andrómeda tiene un hambre voraz después de la ceremonia. Cuando está nerviosa, se lanza a comer).


 Por cierto, hemos mejorado el look de Sam. Era demasiado lánguido para nuestro gusto.

 Los muy bobos se han ido de viaje de novios a Egipto con toda esa ropa suya (tan CHACHI, pero tan poco apropiada para el calor del desierto… ¬¬)

 “¡Mamá! ¡Papá! ¡HOLAA! ¡Somos los dos puntitos al lado de la Esfinge! Mucho calor, buena comida, gente agradable, hay que ir corriendo a todas partes, besos desde Egipto!”

Venus, leyendo la postal se da cuenta de que cuando regresen tendrán que vivir seis personas en una casa minúscula…. ¡esto no puede ser, la familia tendrá que mudarse! Habrá que invertir los ahorros que Saturno todavía no ha derrochado, en comprarse otra casa.


 Cierto día, Tanga Leopardo se presenta en casa. Quiere hablar con Saturno.
“Cariño, tengo algo que decirte…. ¡ADIVINA!”

  
Upppps.....
Tanga le propone divorciarse del infeliz esposo y vivir juntos. Quiere que el niño crezca con su verdadero padre.
Pero Saturno tiene otros planes. Nunca pensó en comprometerse con nadie... y no tiene ninguna intención de hacerlo ahora. Farfulla una excusa y un “ya veremos”.


Venus y Asteroide se abrazan con alegría cuando se enteran de la noticia. Aunque Tanga Leopardo no les guste, se trata del hijo de Satu!.
Éste se siente muy incómodo por el lío que ha montado.


El día del parto (con Saturno durmiendo después de una noche loca) Tanga prefiere contar con la ayuda de su hija Candelaria, en lugar de llamar al padre.

Ninguna duda sobre la paternidad de Saturno. El bebé es de un oliváceo subido.
(Y lo dejan en el suelo, ahí tirado como una colilla....)
Tanga le ha llamado para decirle que están bien y que es una niña. Él le contesta que tiene resaca, que le duele la cabeza y que le hable más flojito.
Está claro que de momento vivirá con la madre: hasta que Saturno se centre y empiece a comportarse como un buen padre, sólo tendrá derecho a visitarla.


Viendo cumplido su deseo de expandir el gen extraterrestre como mínimo hasta la tercera generación, Venus pasa a anciana feliz rápidamente y decide que es el momento de hacer el traslado. Han encontrado una casa perfecta aún más cercana al mar. Las vistas son espléndidas y toda la familia está contenta…. excepto Andrómeda, que se ha acostumbrado y no quiere marcharse.


“No me quiero mudar, mamá. Me gusta esta casa”.
“Calla, niña y sube al taxi. Hasta que no tengáis dinero para independizaros, haréis lo que mamá extraterrestre os diga”.

En el próximo capítulo, ¿cuál será el futuro de la hija de Saturno? ¿Cómo será la nueva casa? ¿Por qué tito Skell no ha mencionado los peces? ¿Les habrá pasado algo? ¿Seguirá Susanito susaneando feliz?

10 comentarios:

  1. Amno lo que "mamá extraterrestre"....jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. =)
      Esta es una de mis actualizaciones favoritas.

      Eliminar
  2. Uy, que calavera que ha salido Saturno, ni estudia, ni trabaja y se lia con mujeres casadas. A ver si se centra un poco y se casa con una tia como dios manda y asegura una tercera generacion, aunque habria que explicarle que la idea es tener hijos dentro de casa para tener futuros herederos de color verde, no ir dejando hijos escampados por toda la ciudad.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen capítulo! Ahora que pones los capítulos en el blog, puedo comentarlos!
    Me gusta mucho el cambio de Sam. La barbita le queda bien...
    Saturno es bastante irresponsable.. ¿Tiene el rasgo Miedo al compromiso? Si supiera el que comentó antes de mí lo que pasó con Satu, le agarra un patatús... ¿O no?
    Nos vemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. xD Seeeh. (Aún tengo el barrio lleno de vecinos verdes o con cabello color violeta. No sé quienes son, pero seguro que descienden de Satu....)
      Gracias por comentar! ^^

      Eliminar
  4. Mira que me gusta esta boda... (con lo poco que me gustan las de verdad xD)

    ResponderEliminar
  5. Todos en plan mafioso xd Me ha gustado el capi
    Skell, sube otro pronto¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Wala si yo me hubiese casado en un sitio así mi boda habría sido PERFECTA! Eso es Andrómeda, las novias de negro son las mejores! (que pena que no saliese verde, era de mis favoritas) ^^ ¡Besotes Skell y Susanito! Me encanta volver a leer el legacy, es muy divertido xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que lo estés volviendo a leer. Muchas gracias, guapa!
      Besotes también para ti. =)

      Eliminar